Bárbara.

De Cáceres a Madrid, de Madrid a Valencia y de Valencia a Sevilla. Por amor al arte.

viernes, 27 de agosto de 2010

Las cosas no suceden porque sí..

¿Casualidades, o todo tiene un motivo y una razón..?
La vida, unas veces te quita, otras te da, justa e injusta, mano de caricias con palo de castigador.
¿Por qué?
Todos nacemos con algo valioso, como la ilusión, la inquietud, el entusiasmo, o la esperazanza.
Pero a lo largo del trayecto algunos van perdiendo parte de estos tesoros por el camino, afortunados los que resistimos.. Pues en eso se basa la vida. Apostar una y otra vez, la vida son oportunidades, arriesgar por cada objetivo, como el enfermo de cáncer que se enfrenta una y otra vez a una quimioterapia, es la esperanza de salir a delante, como el desgraciado en amores que aun así no deja escapar ninguna oportunidad de encontrar el amor de su vida, y en eso me voy a basar.

Si una vez me ilusioné, me dejé llevar, descubrí sentimientos que crecían sin control, compartí mi identidad, lo mas valioso de mi con otra persona, la bauticé de lo mejor que había pasado por mi vida, y después me desilusionó, me llevó done van a morir los sentimientos que se retuercen de dolor, donde van a llorar las personas que se quedan sin identidad.  ¿Por qué?

No le encuentras sentido, sientes enfado con el mundo.
-Cariño cabé profundo confiando que jamás me tirarias al vacío, y lo hiciste.
Solo puede hacerte tanto daño, alguien al que amas..


Pero el tiempo pasa.. Y cuando ya estas cansado de buscar lo que un dia perdiste, cuando asumes que todo te salio mal, Cuando prácticamente has olvidado, que es amar a una persona.

La vida te sorprende, convierte todo el dolor que un día sufriste en mágia, y tropiezas con una persona que ha aparecido en tu vida sin saber por qué, despierta en ti sentimientos que tanto llevan apagados, alimenta emociones tan pobres, y latentes que creías haber perdido por completo, ahora tú, que tu mente se niega en rotundo tropezar con la misma piedra, te preguntas.. ¿Por qué volver a ilusionarme? ¿Quién me verifica qué esta vez no dolerá?  Pero tenemos un tesoro guardado en uno de los lugares mas bonitos de nuestro interior, que como un niño no pierde el ansia de jugar, este no pierde la esperanza de encontrar un ser que le haga feliz. Entonces es cuando nuestro tesoro nos habla en silencio, mediante el idioma que todos entendemos, que es el sentimiento, sientes como te dice.. - LAS COSAS NO SUCEDEN PORQUE SÍ.. Quizá aquella persona se equivovó al ponerse en tu camino, los humanos cometemos errores, quizá esa persona se fuese de tu vida por que ella no era tu mitad y tenía que marcharse para que conocieses tu verdadera mitad, y es esta.. ¿Y si la dejas escapar?

Bendito tesoro, que no te dejará ir hasta que no me demuestres que no puedo hacerte feliz.